Existen riesgos que pueden suceder si no cuidas tus productos de vidrio Pyrex, anota este consejo y que no te pase.

¿Sabías que todos los productos de vidrio exigen un grado especial de cuidado? De no tenerlos tus fuentes podrían sufrir los siguientes riesgos:

1) Quiebres debido a un cambio de temperatura repentino

2) Quiebres debido al impacto, si el producto se cae o choca contra otro objeto
 

Te compartimos algunos consejos que te serán de gran utilidad:

1. Cuando saques tus fuentes del horno, permite que el producto se enfríe en una rejilla para secado, portavajillas o tela seca.

2. Asegúrate de que el producto esté a temperatura ambiente antes de lavarlo, refrigerarlo o meterlo al congelador.

3. El horno debe ser precalentado antes de introducir tus productos de vidrio para cocinar.

4. NO utilices el producto sobre o debajo de una llama de gas u otra superficie de calentado directo, incluyendo estufas, hervidores, asadores u hornos tostadores.

5. Evita manejar los productos de vidrio cuando están calientes (incluso cuando dispones de productos de silicona para el agarre) sin la ayuda de portavajillas secos.

6. Evita el uso en microondas cuando está contraindicado.

7. NO utilices los productos de vidrio para hacer palomitas de maíz de microondas o comidas envueltas en materiales concentradores de calor (como envolturas de aluminio), Ni vacíos o con poca ocupación,

Ni caliente aceite o mantequilla (utilice el tiempo mínimo de cocción posible).

8. NO permitas que el producto se caiga o golpee contra un objeto duro, Ni golpees utensilios de ningún tipo contra el mismo.

 

Los productos de vidrio Pyrex® pueden ser utilizados para cocinar, hornear, calentar y recalentar comida en hornos microondas, convencionales u hornos de convección.

Nuestros productos son seguros para uso en lavaplatos o lavado manual, con limpiadores no abrasivos y telas de nylon o plástico, si es necesaria una limpieza más profunda.

Los productos de vidrio Pyrex® están pensados para el uso normal en casa únicamente; no están diseñados para uso industrial, comercial o en exteriores.

Las tapas de plástico son únicamente para uso en microondas o con fines de conservación, y son libres de BPA.

 

< Volver